blog

Previous Next

TU NEGOCIO, DE VAMPIRO CHUPA SANGRE A MAQUINA DE GENERAR INGRESOS

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

A menudo pensamos que es de sentido común controlar el gasto de una empresa y los beneficios que se obtienen pero nada más lejos de la realidad porque esto no es cierto.

 

Este no resulta un tema atractivo y no te resultará sexy pero cree que es importante que prestes unos minutos de atención y leas el resto del artículo.

 

Las empresas se enfocan en facturar pero no siempre facturar significa rentabilidad. Es posible que tu empresa facture más de seis cifras al año pero después solo obtenga un 10% de rentabilidad, por ejemplo; o bien una empresa que facture cuatro o cinco cifras al año y que obtenga un 60% de rentabilidad. Obviamente, la que factura menos es la que más beneficios obtiene al final. Cuánto de sana es tu empresa al margen de lo que factures es lo que debe de preocuparte en realidad.

 

 

¿Qué facturaste el año pasado? ¿Y cuántos beneficios obtuviste? ¿Los ingresos y los gastos estaban compensados? ¿Qué producto fue el que más vendiste? ¿A través de qué medio obtuviste más clientes? ¿Y qué medio te generó más ventas?

 

Por esto, es importante controlar el gasto que tiene tu empresa mensualmente y además te voy a dar unos consejos que te van a ayudar desde ahora mismo a empezar a obtener beneficios. No es un tema muy sexy, pero cree que es importante y te ayudará mucho más de lo que tú crees.

 

Las creencias que tenemos con el dinero nos limitan a ir más allá. Muchas veces pensamos, consciente o inconscientemente, que el dinero es algo malo, que tenemos que trabajar mucho para poder ganar poco, que si ganamos mucho cambiaremos como persona y un largo etcetera que hace del dinero algo malo y maligno. Estas creencias limitantes son las primeras que nos separan de conseguir nuestro éxito personal debido a que nosotros mismos nos auto saboteamos con nuestras creencias limitantes que impiden que consigamos aquello que deseamos. De esto ya hablaré algún día en un artículo dedicado a este tema.

 

Ahora, te voy a mostrar unos hábitos que van a generar un gran impacto en tu empresa desde el primer mes y que te ayudarán a llevar una gestión real, más sana y efectiva sobre la facturación de tu empresa.

 

Lo primero que vas a ver es, que de repente tendrás un mayor poder, tranquilidad y control sobre la economía de tu empresa. Solo conociendo la situación real de tu negocio podrás hacer cambios si algo no funciona y podrás tomar acciones que de otra manera sería dar palos de ciego.

 

En primer lugar, tanto si eres empresa como autónomo (los autónomos tienen que pensar que son como pequeñas S.L.), debes separar tus cuentas bancarias del plano profesional, de las del plano personal. Empresa y casa son cosas distintas y que no se deben mezclar. Así pues, por un lado tendrás tus cuentas de la empresa con sus tarjetas de crédito si las tuvieras y por otro lado tendrás tus cuentas personales con tus tarjetas si las tuvieras.

 

Por tanto, desde las cuentas de tu empresa, cada mes transferirás la cantidad que te hayas asignado como suelo a tus cuentas personales. Da igual que seas autónomo, opera igual que si fueses una empresa, sepáralo todo.

 

Lo siguiente es, que tengas varias cuentas abiertas para la empresa y varias para personal. Me explico, empecemos por la empresa. Para la empresa tienes que tener varias cuentas abiertas con un mínimo de tres. Una será para el día a día, allí ingresarás lo que factures por ventas y pagarás todos los gastos de tu empresa (proveedores, suministros, alquiler, etc...); en otra cuenta apartarás todo lo que sean impuestos (IVA, IRPF, etc...), el motivo es bien sencillo. Si cada mes revisas la ventas que has hecho y apartas el importe de los impuestos que te corresponden por ellas, cuando llegue el momento de liquidar con el fisco, no solo ya no tendrás que buscar debajo de la piedras si te falta dinero sino que dormirás tranquilo porque ese dinero lo apartaste, y por supuesto no lo tocaste hasta el momento de liquidar impuestos; y en otra cuenta apartarás tus beneficios. Con tus beneficios me refiero a aquella cantidad de dinero que queda ya después de haber descontado los gastos y los impuestos y que queda disponible (sería el símil a la partida de ahorro).

 

Hasta aquí sería el plan perfecto de la gestión económica de tu empresa, ¿pero qué pasa si un mes no hay beneficio porque has tenido más gastos que ingresos? Pues debes apartar igualmente en la cuenta del beneficio una cantidad, por simbólica que sea. Puede ser un 1% de tu facturación, o un 5%, pero lo importante es que todos los meses guardes algo.

 

Una aclaración antes de seguir adelante. La cuenta de beneficios no es la cuenta de donde sale tu sueldo todos los meses, tu sueldo debe salir la primera cuenta que te he comentado. Para tu empresa, tu sueldo es un gasto más. Esta cuenta de beneficios está claro que es para ti también, es uno de tus privilegios como empresario, pero no es la de suministrar tu sueldo todos los meses.  Este dinero que guardamos en la cuenta de beneficios, tú verás después si lo reinviertes en tu empresa, lo utilizas en lugar de solicitar un préstamo para comprar una máquina nueva o un vehículo nuevo, afrontar un pago muy grande sobrevenido por una avería importante o algo que no puedes afrontar con el dinero del día a día, quedarte a final de año una parte como paga de beneficios, etc...

 

En el terreno personal te aconsejo hacer exactamente lo mismo. Una cuenta para tus gastos del día a día como por ejemplo la hipoteca, la comida, etc; una segunda para los impuestos, también pagamos la renta, el IBI, etc; y una tercera para el ahorro. El funcionamiento es el mismo que te he explicado con la empresa.

 

Te garantizo que desde el primer mes te darás cuenta de varias cosas. La primera es que estarás más tranquilo, la segunda es que ejercerás más poder sobre tu vida económica y la de tu empresa y la tercera es que todos pero absolutamente todos los meses, estarás ahorrando dinero.

 

Esta es una manera de empezar a cambiar tu forma de actuar y a empezar a prescindir del crédito. ¿Te lo puedes permitir? Compralo. ¿No te lo puedes permitir? No te lo compres y ahorra.

 

No es más que poner a la práctica el sentido común y desempolvar los consejos y forma de vivir de nuestros abuelos. Ellos no compraban nada si no lo habían ahorrado antes.

  

Te aseguro que si pones en práctica este pequeño consejo estarás dando un gran paso a un año vista. Recuerda que debes ser constante y debes revisar tus números todos los meses, aunque seas autónomo. Si haces este pequeño ejercicio comprobarás que al levantarte cada día te habrás quitado un peso de encima, además de que llevarás el control real de los números, ventas, beneficios y gastos reales que tiene tu empresa.

 

Déjame tu comentario más abajo de qué te ha parecido este post y tu like si te ha gustado. Si eres Coordinadora Inmobiliaria o perteneces al sector inmobiliario, tal vez te interesan mis artículos. Subscríbete si deseas recibir mi newsletter con contenido de interés y ofertas de cursos. Algunos artículos y ofertas que envío no están publicadas en la web. Como regalo de agradecimiento, te enviaré en PDF "Los mejores trucos para describir un anuncio 10".

 

 

            Suscríbete a mi contenido 

 

SUSCRIBETE Y RECIBE INFORMACIÓN

Recibe mi Newsletter con información de cursos y artículos de interés además de contenido exclusivo que no publico en la web.
Me tomo muy en serio el spam y te podrás dar de baja cuando quieras.

 

 

 

 

Dónde estoy

Formación Coordinadora Inmobiliaria

08840 Viladecans
(Barcelona); España

Phone: +(34) 629 061 411

Email: hola@elisabethniubo.com

 

SUSCRIBETE Y RECIBE INFORMACIÓN

Recibe mi Newsletter con información de cursos y artículos de interés además de contenido exclusivo que no publico en la web.
Me tomo muy en serio el spam y te podrás dar de baja cuando quieras.

RECIBE GRATIS EN PDF "Los mejores trucos para la descripción de un anuncio10"

Si quieres juntarte con Elisabeth Niubó...

♣️ Probablemente eres una pieza clave en tu empresa como Coordinadora Inmobiliaria.

♣️ Eres organizada y responsable.

♣️ No eres conformista.

♣️ Te encanta evolucionar y superarte a ti mism@especialmente cuando sabes que tienes un gran futuro por delante de ti.

♣️ Sabes que tu profesión como Coordinadora Inmobiliaria necesita un poco de ayuda ¡y aquí es cuando entro yo!

¿ YA FORMAS PARTE DE LA COMUNIDAD DE LAS COORDINADORAS INMOBILIARIAS?

Formación inmobiliaria

Inmocoordinadora - Elisabeth Niubó. Cursos presenciales y online para Coordinadora Inmobiliaria y cursos y sesiones de coaching en Educación financiera y finanzas personales.

Destacado

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12

Recibe GRATIS al suscribirte

"LOS MEJORES TRUCOS PARA LA DESCRIPCIÓN DE UN ANUNCIO 10" GRATIS AL SUSCRIBIRTE A MI NEWSLETTER

Hay 53 invitados y ningún miembro en línea